BrazilianFlagEye[1]

Las filtraciones de Snowden y WikiLiks, siguen teniendo grandes consecuencias para la diplomacia y el gobierno de Estados Unidos. Muchos países aparentemente han confirmado que las escuchas y espionaje a sus industrias, personalidades y el gobierno son reales y siguen tomando medidas al respecto.

Brasil, por ejemplo, es uno de los países que ha perdido la confianza en Estados Unidos, y por ello, la presidenta de ese país, Dilma Rousseff ha anunciado la creación de su propio sistema de e-mail o correo electrónico, con el fin de proteger a su gobierno y a los ciudadanos brasileños de los ojos del “imperio”.

La presidenta de Brasil señaló, a traves de su cuenta de Twitter, a fin de proteger la privacidad, el gobierno brasileño necesita empezar a tener una ‘mensajería segura’. Este sistema de comunicaciones será utilizado por Serpro, una de las más grandes agencias federales de Brasil, encargadas de manejar el procesamiento de información.

Como se recordará, la desconfianza de Brasil hacia Estados Unidos nació luego que el diario Guardian revelara algunos detalles sobre la información recolectada por la Agencia de Seguridad Nacional (NSA) sobre Dilma Rousseff y su administración.